Mié. Abr 24th, 2024

La genética es una ciencia relativamente nueva, pero permite obtener mucha información sobre la salud del niño. Los padres tienen que considerar muchos factores si quieren criar a un bebé fuerte y sano.

Prueba genética para un niño

Un médico puede aconsejar a los padres que consulten a un genetista y se hagan una prueba en diferentes situaciones. Muy a menudo, tal necesidad surge cuando un niño ha estado enfermo durante mucho tiempo y no es posible encontrar una estrategia de tratamiento efectiva o es difícil hacer un diagnóstico. Y los padres pueden pensar que como resultado de estos estudios recibirán información precisa sobre qué es exactamente lo que puede mejorar la salud de su hijo, obtener un esquema específico. Tales expectativas son inevitablemente defraudadas: la genética solo puede hablar de probabilidades en este caso. Entonces, ¿se necesita una prueba genética, especialmente una detallada?

La prueba no es una panacea para todas las enfermedades. Se ha descifrado el genoma humano, pero la humanidad aún no ha aprendido a utilizar plenamente esta información: la investigación continúa. Sin embargo, una prueba genética puede indicar a los padres a qué grupos de riesgo pertenece el bebé, el riesgo de desarrollar qué enfermedades es más probable para él. Esto no garantizará que el niño desarrolle definitivamente estas enfermedades en algún período de tiempo, sin embargo, los padres tendrán la información necesaria sobre qué medidas preventivas tomar para proteger la salud de las migajas. También será importante la información sobre la asimilación individual de ciertos medicamentos, lo que facilitará el tratamiento de las migajas.

También se recomendará realizar una prueba genética lo antes posible para un bebé cuya salud haya razones especiales para temer de antemano. Estos pueden ser niños cuyos padres tienen más de 35 años o contrajeron matrimonio consanguíneo. Lo mismo se aplica si la madre ha tomado medicamentos fuertes o quimioterapia antes y durante el embarazo. También vale la pena ser examinado por un niño nacido de un embarazo que fue precedido por abortos espontáneos y nacimientos prematuros. En este caso, es mejor verificar las perspectivas de desarrollo de las migajas con anticipación para comprender cómo mantener su salud si es necesario.

Los padres tienen diferentes tipos de sangre

Tipo de sangre diferente en los padres

Las preguntas sobre el tipo de sangre y el factor Rh se escuchan con mayor frecuencia durante una consulta con un genetista. Los padres pueden desconcertarse si un niño nace con indicadores que no son característicos ni de la madre ni del padre. De hecho, esta situación es bastante típica y tiene la explicación más simple. La información sobre genes recesivos y dominantes ahora se incluye incluso en el plan de estudios escolar. El genoma humano lleva no solo aquellos datos que se manifiestan en el portador, sino también una predisposición oculta. Este es un tipo de memoria de generaciones: un niño puede disfrutar no solo de las propiedades obvias de sus padres, sino también de datos de antepasados lejanos. Basta estudiar la historia con más detalle para encontrar al portador de esos genes con los que nació el bebé.

La salud hereditaria del bebé

Los padres pueden estar preocupados por la herencia del niño si en primer lugar hay casos de adicciones patológicas, alcoholismo y drogadicción en la historia familiar. Por desgracia, es poco probable que el asesoramiento genético ayude aquí. Hasta el momento, no se han desarrollado pruebas precisas que ayuden con una precisión representativa capaz de determinar la propensión a desarrollar dependencia de ciertas sustancias. Incluso los propios expertos todavía no dan la bienvenida a la realización de tales estudios por razones éticas.

El alcoholismo y la drogadicción no pueden considerarse factores puramente hereditarios, sino que estas enfermedades tienen un origen social. Una combinación compleja de numerosos factores psicológicos y domésticos puede llevar al abuso de alcohol y consumo de drogas por parte de una persona de la familia más próspera. Por el contrario, si los padres se proponen a sí mismos la tarea de proteger a sus hijos de las adicciones dañinas, son bastante capaces de hacerlo independientemente de los antecedentes familiares. Esto requerirá un microclima saludable en la familia y un alto nivel de confianza básica del niño hacia los padres, lo que ocurre con relaciones familiares cálidas.

Hiperactividad y TDAH

Hiperactividad y TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad es un fenómeno que se ha destacado recientemente, pero muchas familias ya han tenido que lidiar con él. Y su número va en aumento, porque es más probable que herede una tendencia al TDAH que de cualquier otra forma. El 60% de los niños que fueron diagnosticados con dicho diagnóstico nacieron en familias donde al menos uno de los padres tiene problemas similares. Simplemente no muchas mamás y papás modernos tuvieron la oportunidad de obtener una entrada de este tipo en el registro médico. Esto, por supuesto, no significa que el hijo de padres con TDAH esté condenado a tener este síndrome, y los factores sociales y psicológicos juegan aquí un papel insignificante. Sin embargo, si los padres son conscientes de sus problemas, esta es una ocasión para que piensen de antemano en la línea de criar a un bebé y estén listos para trabajar en la situación.

Distintas enfermedades de los niños

Diferentes enfermedades de los niños

A veces los padres se confunden con la frase «no, esto no es una enfermedad hereditaria, sino congénita». ¿No es realmente lo mismo? Después de todo, estamos hablando de con qué nació el niño. De hecho, estos son dos conceptos completamente diferentes. El bebé recibe enfermedades congénitas como resultado del impacto en la salud de factores negativos durante el período prenatal. Es decir, el material genético original -el espermatozoide y el óvulo- no contenía desviaciones con las que nacería el bebé en nueve meses.

Con las enfermedades hereditarias, la situación es diferente: en este caso, el niño recibe genes patológicos de los padres en la etapa de concepción. La enfermedad puede manifestarse en cualquier momento, en forma juvenil o incluso adulta. Lo insidioso de la situación es que los futuros padres pueden estar sanos, el gen defectuoso puede permanecer oculto, pero pasará al bebé. Es por eso que se recomienda la prueba genética para todos los padres responsables antes de la concepción. Esto es especialmente cierto para aquellos que tienen antecedentes familiares de personas que padecen enfermedades cromosómicas.


Leer también:
Osteoartritis farmacos
Dietas para bajar de peso rapido limon
Dieta para bajar de peso sin riesgos
Nueve temerarios mientras los países vuelven a la vida sin cuarentena
Porque me punza la rodilla
Trombos en las venas de las manos
Remedios naturistas artrosis
Las plantas para adelgazar
Dieta para adelgazar mas gym
Pastel de ciruelas, recetas de bayas jugosas
Jengibre para la insuficiencia venosa
Ejercicios para bajar de peso rapido mujer
Me duele mucho el tobillo que puede ser
Chanel Iman será madre por primera vez
Tendinitis de codo tratamiento natural
Plumas, lentejuelas y guapos, Monica Bellucci repitió la icónica imagen de Marilyn Monroe
Pesas quemar grasa
Virilismo, ¿qué es
Tipos y manifestaciones de la estomatitis.
Medicamentos para vena varicosa